Laboratorio Clinico Maria del Pilar

contacto@laboratoriomariadelpilar.com

Solicita exámenes a domicilios

Prueba rápida detección Hepatitis B

 La infección por el virus de la hepatitis B (VHB) produce una amplia variedad de lesiones hepáticas que va desde un estado asintomático de portador hasta una infección aguda auto-limitante, hepatitis aguda fulminante y hepatitis crónica que puede progresar a cirrosis y falla hepática severa. El HBsAg es el primer marcador serológico que aparece en el suero 6-16 semanas después del primo-infección por el virus de la hepatitis B. En casos agudos el HBsAg desaparece generalmente 1-2 meses después del comienzo de los síntomas. El anti-HBsAg aparece en el estado de resolución de la infección después de que desaparece el HBsAg. Aparece como respuesta inmune natural o como resultado de administración de la vacuna de la hepatitis B.

CONDICIONES DE LA MUESTRA REQUERIDA

• Conservar las muestras en refrigeración por 48 horas, en caso de necesitar confirmar datos se recurrirá a ellas.
• Las muestras positivas, se guardan y se envían para supervisión externa, así como también una copia del reporte es enviada al correo de epidemiología, PYP y a coordinación del Laboratorio.

METODOLOGÍA

 Técnica cualitativa de Inmunocromatografía.

MATERIALES REACTIVOS

Tarjetas reactivas Determine HBsAg–ALERE.

PROCEDIMIENTO

a. Retirar el plástico de protección de las pruebas.
b. Añada 50 uL de muestra(suero) en la superficie absorbente
c. Espere 15 minutos(mínimo) nos mas de 24 horas
d. Lea e interprete los resultados
e. Ingresar al sistema ATHENEA (Athis), con la clave personal; ingresar los resultados y validar.

VALORES DE REFERENCIA

 Negativo o positivo

UTILIDAD DIAGNOSTICA DE LA PRUEBA

Un resultado positivo para anti-HBc total (IgG+IgM) indica infección aguda o infección en el pasado. Un resultado positivo para anti-HBc IgM indica infección aguda reciente. También puede haber positividad en hepatitis crónica activa en período de exacerbación. Una prueba positiva para HBeAg indica replicación viral activa e infectividad. La seroconversión de HBeAg a anti-HBe generalmente indica pérdida de la infectividad, resolución del proceso infeccioso y buen pronóstico clínico. La ausencia o desaparición del HBeAg o del anti-HBe no descarta la posibilidad del estado infeccioso o de portador de hepatitis crónica activa. El HBsAg es útil para establecer el diagnóstico de infección aguda o crónica cuando se obtiene un resultado positivo. Su presencia está frecuentemente asociada con infectividad especialmente si se asocia con positividad para HBeAg y/o HBV DNA polimerasa. No es de utilidad en el período de ventana inmunológica.

El anti-HBsAg está indicado para determinar inmunidad a la infección por el virus de la hepatitis B. Un resultado positivo indica, generalmente, recuperación clínica de infección aguda o crónica. También indica respuesta inmune exitosa a la vacuna de la hepatitis B. La adquisición pasiva del anticuerpo por
transfusión, administración de globulina inmune no significa inmunidad. Los niveles de anti-HBs postvacunación pueden disminuir totalmente con el tiempo. No es de utilidad para demostrar infección aguda.